Monitorización continua

La transformación tecnológica y digital trae consigo nuevos retos y oportunidades para las empresas. Las ventajas son numerosas: mejora de la productividad, automatización de procesos, movilidad… Sin embargo, con los avances tecnológicos y la hiperconectividad también aparecen obstáculos: los ciberataques han aumentado exponencialmente y los malwares se desarrollan a mayor velocidad que las actualizaciones de los antivirus.

 

Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España, en 2017 se batió el récord de ciberataques  en España con más de 120.000 afectados. Además, ZeedSecurity asegura que el 70% de las empresas afectadas por malwares son pymes, y Cisco que un tercio de las organizaciones afectadas por un ataque han perdido al menos el 20% de sus ingresos.

 

Los números hablan por sí solos. Las nuevas tecnologías están expuestas a vulnerabilidades y son propensas a sufrir ciberataques, aunque creas que estás protegido. Es imprescindible anticiparse a los problemas potenciales y actuar antes de que el estado de seguridad llegue a un punto crítico y la protección de nuestra infraestructura se vea gravemente amenazada. Un sistema de monitorización continúa es clave para la continuidad de tu negocio.

 

 

 

¿Cómo puedes proteger tu empresa?

 

Un software de monitorización es una herramienta encargada de hacer un seguimiento completo -mediante una red de sensores- del estado del sistema. Se basa en la recogida de información masiva y en su posterior análisis en busca de vulnerabilidades y anomalías.

 

La mayoría de las empresas, más de un 80% según un estudio de Forrest Consulting, no son conscientes de los riesgos que corren al realizar un escaneo de sus equipos y sistemas tan sólo una vez al mes o incluso menos. La monitorización de los sistemas debe ser continua y periódica para que, ante cualquier fallo, se proceda a solucionarlo lo antes posible y no perjudique al funcionamiento de tu negocio.

 

¿Y tú? ¿Hace cuánto realizaste tu última auditoría de seguridad?

 

 

 

Ventajas de la monitorización continua

 

Existen herramientas de monitorización periódica de baja frecuencia, pero entre escaneos dejan un vacío que facilita las brechas de seguridad y posibilita la proliferación de ataques.

 

Estas auditorías de seguridad (sistemas de seguridad) se han quedado obsoletas y no protegen lo suficiente ante el panorama digital actual.

 

La monitorización continua 24/7 te garantiza:

 

Estar al tanto del estado de seguridad de tu infraestructura en todo momento.

Identificar vulnerabilidades y anomalías en los cuadros de mando.

Generar alertas y llevar a cabo el seguimiento de los avisos tramitados.

Actuar a tiempo y evitar la “caída” de ordenadores y otros equipos.

Solicitar informes oficiales sobre el estado de tu infraestructura firmados por un auditor.

 

 

Un sistema de monitorización continua supone una mayor tranquilidad para los responsables de TI, pero sobre todo… ¡la continuidad de tu negocio! En Delfos sistemas informáticos te ofrecemos soluciones para que tu negocio siempre esté activo. Visita MONITORIZACIÓN CONTINUA.

Tags:

Deja un comentario