Entorno seguro sandboxing: cómo protegerte ante el malware.
Posted on / in Ciberseguridad

Sandboxing: protección contra malwares en tu empresa

¿Qué es el sandboxing? ¿Cómo puede ayudarte a proteger tu infrasestructura del malware? Diariamente utilizamos Internet para el desarrollo de tareas tan rutinarias como consultar páginas web o comprobar el correo electrónico, sin embargo, su uso inadecuado o la falta de herramientas preventivas pueden estar poniendo en riesgo la información de tu negocio.

 

Aplicar técnicas como el Sandboxing añade una capa extra de protección a tus sistemas y ayuda a evitar ataques de programas y procesos desconocidos de la red. ¿Quieres saber cómo funciona? ¡Sigue leyendo!

 

 

¿A qué se enfrenta el sandboxing?

 

Un malware -de la abreviatura de “malicious+software”- engloba a todo tipo de programa o aplicación informática cuyo propósito es dañar un sistema o causar su mal funcionamiento: troyanos, virus, gusanos, Botnets, keyloggers…

 

En concreto, uno de los más conocidos y temidos es el ransomware, un tipo de software/programa dañino que, una vez instalado en los equipos o sistemas, permite su control al ciberdelincuente. Este puede apropiarse de la información que contiene el dispositivo y cuando la empresa o el usuario perjudicado intenta recuperar sus datos le pide un rescate económico.

 

El ransomware puede acceder a tu sistema a través de diferentes vías, ya que el ciberdelincuente disfraza el código dañino dentro de otro archivo conocido. Por ejemplo, adjuntos en correos electrónicos, actualizaciones de sistemas, programas, en principio, fiables como Windows o Adobe Flash, e intenta que no resulte sospechoso para el usuario. Una vez que ha conseguido instalarse en el dispositivo, codifica los archivos almacenados en el disco duro y bloquea el sistema operativo.

 

Estos malware suelen actuar a causa de poca precaución o desconocimiento de los usuarios. Por culpa de un despiste nuestro sistema operativo puede quedar totalmente bloqueado y tengamos que pagar un rescate.

 

Para protegerte es imprescindible saber identificar los ataques y eliminarlos antes de que se ejecuten en tu sistema. Como protección extra, es aconsejable contar con herramientas basadas en la técnica del sandboxing; garantiza el bloqueo de malwares en caso de ejecutar algún programa malicioso por error.

 

 

 

Sandboxing, una solución eficaz contra el malware

 

Sandboxing (trad., caja de arena) es una técnica de seguridad que permite aislar de procesos. Consiste en ejecutar una aplicación en un entorno cerrado y limitado que, en caso de error, no afecte a los demás programas y mucho menos al sistema operativo. El objetivo del sandboxing es que, si un programa falla y afecta al funcionamiento de tu negocio, se vuelva a redireccionar, ejecutar y restaurar sin perjudicar apenas a la producción.

 

El sandboxing ejecuta un programa o una aplicación en un espacio virtual aislado y seguro, de esta manera, sorteamos amenazas como el ramsonware o malwares en general y, prevenimos que se pongan en riesgo la seguridad y continuidad del negocio. En el caso de que se detectara una intrusión maliciosa tras la ejecución en la “caja de arena” se bloquearía automáticamente en el entorno real y no se verían afectados los recursos del sistema, ya que se encuentra aislado.

 

El sandboxing es una medida de seguridad preventiva. Proporciona un espacio dedicado a buscar, comprender y ejecutar amenazas que no han sido detectadas por las medidas de seguridad convencionales como son los antivirus. Es capaz de proteger tu sistema de un malware sofisticado y evasivo porque protege contra amenazas aún desconocidas o mutaciones de algunos malware ya extendidos que aún no son capaces de reconocer los antivirus.

 

Hay soluciones profesionales en la nube, como por ejemplo Capture de SonicWall, que usa estas técnicas para una mayor protección frente a las invasiones. Se trata de un servicio cloud disponible con los firewalls (y email security) que impide la entrada de los archivos sospechosos hasta obtener una confirmación sobre la existencia de amenazas. Esta técnica es un sandboxing multicapa que incorpora la emulación completa de sistemas con técnicas de virtualización para analizar el comportamiento de código sospechoso en segundos.

 

 

¿Quieres evitar ser víctima de un ataque malware en tu empresa? Ponte en contacto o consulta nuestras soluciones de seguridad en Delfos Sistemas Informáticos y te informaremos sobre las herramientas sanboxing que ofrecemos.

 

Tags:

Deja un comentario