Centro de procesamiento de datos: Qué es y cómo funciona

Es cierto que las nuevas innovaciones tecnológicas, la transformación digital, el big data, el aprendizaje automático o el internet de las cosas (IOT) han evolucionado rápidamente y han puesto patas arriba los procesos de muchas organizaciones.

En este sentido, si no se cuentan con las herramientas adecuadas se vuelve complicado realizar ciertas actividades que son cruciales para el correcto funcionamiento de una empresa. Por ello, consideramos que es importante contar con un centro de procesamiento de datos (CPD) moderno que te ayude a innovar, evolucionar y crecer.

Además, seguro que en tu empresa se genera una gran cantidad de datos para los cuales se hace necesaria una organización y clasificación correcta. Precisamente en este contexto puede ayudarte un centro de procesamiento de datos. ¿No sabes cómo? ¡No te preocupes en el siguiente artículo te lo contamos! 

Empecemos por lo básico. 

¿Qué es un centro de procesamiento de datos y cómo funciona?

Un centro de procesamiento de datos o CPD, es una infraestructura física que se instala para centralizar todas las operaciones y la infraestructura TI de una empresa, en este tipo de infraestructuras se almacenan, procesan y difunden todos los datos e información de una organización. 

Un CPD está formado por un conjunto de servidores de almacenamiento, procesamiento de datos y redes. Con una función muy clara, proteger el activo más importante de la empresa: LA INFORMACIÓN. Estos servidores consumen mucha energía y se encuentran apilados en muy poco espacio, por lo que es necesario contar con sistemas de ventilación y refrigeración para asegurar su correcto funcionamiento. 

Estos centros de datos son diferentes en cuanto a tamaño y funciones que vayan a asumir, es decir, pueden variar en extensión y composición ya que no es lo mismo instalar un CPD en una gran empresa que tiene gran demanda de clientes, que realizar su instalación en una empresa mediana o pequeña. Además, como en un centro de procesamiento de datos se almacenan las aplicaciones y los datos más críticos, cuentan con importantes medidas de seguridad para protegerse de un ciberataque.

Estos servidores, básicamente, funcionan de una forma similar a la de acceder a internet con cualquier dispositivo. En el centro de datos existe un servidor que está conectado a la red local y, esta se encarga de transmitir paquetes a través de un enrutador que envía los datos a tu compañía de internet y después a tu ordenador o dispositivo móvil.

Elementos de un CPD

Los centros de procesamiento de datos pueden variar en su tamaño, pero para su correcto funcionamiento todos deben incluir los siguientes elementos: 

– Computación: En casi todas las ocasiones es proporcionada por servidores de alta gama se compone por la memoria y la potencia y su función es ejecutar las aplicaciones del CPD. 

Seguridad: Este aspecto es fundamental ya que debe garantizar que toda la información de la empresa se encuentra a salvo para evitar que sufra cualquier situación como robos o, desastres naturales como puede ser un incendio.  

Almacenamiento: Es una de sus principales funciones, todos los datos y la información de la empresa se encontrarán almacenados en diferentes soportes del data center, ya sean cintas, unidades de estado sólido o una gran cantidad de copias de seguridad.

Redes: Se trata de las interconexiones del CPD, es decir se encarga de unir las diferentes partes de este y su relación con el exterior. 

Software de análisis: De nada sirve tener mucha información almacenada si posteriormente no se realiza un análisis de esta para obtener resultados. Una de sus principales funciones es el análisis predictivo, analiza la información almacenada en el presente para hacer predicciones en el futuro.  

¿Por qué implementar un CPD en tu negocio?

Los principales beneficios que puede obtener una empresa al apostar por un data center en tu negocio son los siguientes: 

Mejora la seguridad de tu negocio: La centralización de datos permite poner en marcha protocolos de seguridad, reduciendo los riesgos de ciberataques y robos de información. En el caso de que se produzca un fallo en el sistema, el CPD recupera los datos gracias a sus copias de seguridad.

Facilidad de acceso a más de un servidor: Es habitual que dos o más servidores tengan que acceder a los mismos datos, a través de un CPD te facilitará el acceso. 

Escalabilidad: No requiere de una inversión inicial en la infraestructura, tiene la capacidad para manejar el crecimiento continuo de información de manera fluida y solo pagas por lo que necesitas. 

Mejora la velocidad de las operaciones

Aumenta la productividad empresarial: Los datos estarán almacenados en un servidor centralizado, facilitando la obtención de los documentos y ahorrando tiempo. 

¿Necesitas un centro de procesamiento de datos local? En Delfos Sistemas Informáticos te ayudamos a escoger la solución que mejor se adapte a las necesidades de tu negocio. ¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.

Tags:

Deja una respuesta