protección de datos y ciberamenazas en el correo electrónico

En los últimos años estamos asistiendo a un cambio transcendental en los hábitos de compra de los clientes, cada vez son más los usuarios que realizan sus compras online y como consecuencia, el comercio electrónico ha experimentado un crecimiento explosivo en la última década. 

Se prevé que las ventas minoristas en ecommerce alcanzarán los 4,13 billones de dólares este año. Además, el 50% de las pymes informan que están sufriendo más ataques que comprometen la seguridad de su tienda online. 

Por tanto, si bien el e-commerce es muy prometedor, las ciberamenazas en el comercio electrónico también lo son, de ahí la importancia de conocer los principales ataques que puede sufrir tu negocio online y cómo protegerte frente a ellos. ¡Sigue leyendo! 

Principales ciberamenazas en el comercio electrónico

Al contrario de lo que muchos piensan, la mayoría de las ciberamenazas en el comercio electrónico no requieren grandes conocimientos informáticos por parte de los ciberdelincuentes. Por ello, es de vital importancia conocer los principales tipos de ciberataques que pueden afectar a nuestra tienda online: 

Correos electrónicos no deseados: En muchos casos, los ataques de phishing y malware se llevan a cabo a través de correos electrónicos no deseados, los hackers piratean cuentas de correo electrónico de personas que conoces para que parezcan seguros a simple vista y así comprometer la seguridad de tu tienda online

Ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS): Los ataques DDoS (Distributed Denial of Service) o lo que es lo mismo “Denegación de Servicio Distribuido” es un tipo de ataque que consiste en enviar peticiones al sistema o servidor desde muchos equipos a la vez, la finalidad es colapsar el sistema superando su capacidad para que deje de funcionar correctamente. + info en: Ataques DDos: ¿Qué los caracteriza y cómo se producen?

Inyecciones SQL: Es la forma más común de ciberamenazas en el comercio electrónico. Los ciberdelincuentes intentan acceder a tu e-commerce inyectando comandos SQL maliciosos en los scripts existentes que tu sitio necesita para funcionar. Esto cambiará la forma en que tu web lee los datos clave y le permite al pirata informático ejecutar ciertos comandos en tu negocio online o cerrarlo a voluntad.

Software malicioso: El software malicioso, también conocido como malware, puede entrar en el equipo y realizar acciones sin tu permiso, lo que da a los hackers acceso total a tus datos, dispositivos y sistemas. + info en: Sandboxing: protección contra malwares en tu empresa

Fraude con tarjetas de crédito y débito: El ciberdelincuente roba los datos de la tarjeta de un comprador habitual de tu tienda online, al considerarle un cliente habitual le enviará el pedido y cuando el dueño de la tarjeta se dé cuenta pedirá el reembolso de este, esto se traducirá en pérdidas para tu empresa.

¿Cómo protejo mi comercio electrónico frente a los ciberataques?

A pesar de que no podemos estar protegidos al 100% si seguimos los siguientes pasos conseguiremos que nuestra tienda online sea más segura o en caso de ciberataque, minimizar los daños.

Asegúrate de poseer una pasarela de pago segura: Dado que el pago es un componente principal en tu negocio, es muy importante tomar medidas cuidadosas para garantizar que tu pasarela de pago sea segura. Muchos comercios electrónicos se convierten en víctimas del fraude con tarjetas de crédito y débito debido a utilizar pasarelas de pago poco fiables.

Protege tu sitio web con un certificado SSL: Un certificado SSL cifrará toda la información que los usuarios introducen en tu comercio electrónico y dificultará que los piratas informáticos roben todos los datos o, en caso de robarlos que sean incapaces de descifrarlos. Además, los usuarios también tienden a confiar más en las tiendas online que usan un certificado SSL.

Utiliza un antivirus: Un software antivirus no protegerá tu sitio web, pero sí protegerá tú ordenador, además te avisará si un pirata informático está intentando instalar un virus o malware en tu ordenador. Y el software antivirus avanzado te permitirá saber si visitas un sitio potencialmente dañino o si recibes un enlace incorrecto en un correo electrónico no deseado.

Implementar firewalls: Sí aún no has instalado un firewall en tu servidor de comercio electrónico, deberías hacerlo ya antes de que sea demasiado tarde. Un firewall es un sistema de seguridad de red que monitoriza el tráfico (tanto entrante como saliente) en función de los parámetros de seguridad que estableces. 

La barrera colocada por un firewall analiza el tráfico a tu servidor, determina qué tráfico es seguro y cuál no, y luego solo permite que el tráfico seguro pase a través de él.

Evitar ciberamenazas en el comercio electrónico y mantenerlo protegido es de vital importancia. En Delfos Sistemas Informáticos contamos con un equipo de expertos en ciberseguridad para ofrecerte las soluciones que mejor se adapten a tu negocio. Sí quieres más información pregúntanos llamando al 967 50 50 24. ¡Te ayudaremos!..

Tags:

Deja una respuesta